reparar la chapa del coche

La importancia de reparar la chapa del coche para pasar la ITV

Por nuestra experiencia en la reparación de chapa y pintura en diferentes modelos de automóviles, sabemos que muchos conductores se sorprenden cuando, al pasar la Inspección Técnica de Vehículos, reciben una calificación desfavorable por culpa de los inconvenientes derivados del mal estado de la carrocería del vehículo.  Y es que se ha extendido la creencia de que las abolladuras en la chapa o los desperfectos en el exterior del turismo en general no suponen ningún inconveniente para superar dicha inspección obligatoria. Esto es, en parte, cierto, pero existe una excepción. Porque los desperfectos en la chapa no influyen en la superación de la ITV a menos que supongan un peligro para la seguridad de quienes viajan en él o para el resto de vehículos. De ahí la importancia de reparar la chapa del coche antes de acudir a pasar la ITV.

Por qué reparar la chapa del coche antes de acudir a la ITV

Como expertos en arreglar bollos del coche y cualquier tipo de desperfecto de la chapa, desde Varilleros.es deseamos llamar tu atención sobre aquellos defectos de la carrocería del vehículo que pueden ocasionar inconvenientes en la Inspección Técnica de Vehículos.

Los golpes en la chapa, la pintura descascarillada o bien las zonas oxidadas en la carrocería del vehículo pueden suponer, en la mayor parte de las ocasiones, solamente faltas de carácter leve. Si bien hay que recordar que tres faltas leves suponen una calificación desfavorable y la obligatoriedad de volver a pasar la inspección. Con el gasto de tiempo y dinero que esto conlleva.

Por otro lado, un paragolpes suelto o la ausencia de un trozo del mismo supone una reducción de las medidas de seguridad del coche. Y en consecuencia, una falta de carácter grave que supondrá la calificación de desfavorable en la inspección.

Reparar el la chapa del coche te ayudará a reducir el riesgo de cometer faltas en la ITV, tanto graves como leves. Pero tampoco puedes olvidar que el aspecto exterior del vehículo puede predisponer de forma negativa a los agentes de la Inspección Técnica de Vehículo. Si ti coche está repleto de abolladuras o restos de óxidos de la chapa (que es lo que pasa si esas abolladuras no se arreglan rápidamente), lo más probable es que el subconsciente de los agentes les lleve a ser menos permisivo con los pequeños detalles.

Así que ya sabes, si tienes que ir a pasar la ITV próximamente, recuerda reparar antes los desperfectos de la chapa. En Varilleros.es estamos a tu entera disposición.

pulir los faros del coche

Pulir los faros del coche para mejorar la visibilidad al conducir

Hace unos años, los cristales de los faros delanteros de los vehículos eran cristales de dispersión. Como su nombre señala eran de cristal, o bien mejor dicho, de vidrio. Y eran de dispersión por el hecho de que tenían una función clarísima (no solo la de resguardar el interior del faro y las lámparas de la intemperie), alteraban de la forma deseada el haz de luz generado por la lámpara reflejado por las pantallas reflectoras niqueladas del interior del faro.

Estos faros se reconocen de forma fácil puesto que generalmente apenas dejan ver el interior, ni la lámpara, y por el hecho de que el cristal semeja tener unas rayas, marcas o bien dibujos interiores. Estas marcas son de verdad prismas para supervisar y dirigir el haz de luz. Se diseñan particularmente según las pantallas reflectoras y el género de lámpara que va a llevar el faro. Pero esto ya hace un tiempo que ha cambiado y en Varilleros.es queremos hablarte al respecto. En este artículo te vamos a contar como son los faros de hoy en día. Y lo que es más importante las ventajas que te puede ofrecer pulir los faros de tu coche.

Faros fabricados con “cristal” plástico

Actualmente se emplea normalmente un plástico transparente en la fabricación de los faros. Lo más normal es que sea policarbonato. Se reconocen de manera fácil por el hecho de que se puede ver a la perfección de qué manera es el faro por la parte interior.

El policarbonato es resistente a la intemperie y aguanta la radiación ultravioleta. Más no deja de ser un termoplástico, y como tal, puede padecer de manera especial cuando está expuesto a la radiación solar directa, y cuando se expone a elevadas temperaturas. Conque si bien es perdurable, al final, tras muchas horas de sol, el plástico de los faros se estropea. Si bien en menor medida, la erosión debida a otros factores como la arena arrastrada por el viento asimismo puede ocasionarles daños.

¿Y qué ocurre entonces?

Puesto que el plástico avejenta, se vuelve menos transparente y amarillento, y los faros pasan a ser menos eficientes. El haz de luz no se extiende igualmente bien, y notaremos menos luz a la noche, y asimismo nos van a ver menos. Y esto al final es un inconveniente, no solo estético, sino más bien de seguridad vial, por el hecho de que es esencial ver y ser vistos bien.

Pulir los faros del coche significa tener más luz

Hay múltiples soluciones a este problema: la primera que podríamos meditar sería reemplazar todo el faro, más esto no siempre es preciso. Por el hecho de que ciertos vehículos, previendo el inconveniente que puede presentarse con los años, han desarrollado los faros con partes independientes, pudiendo mudar solo el cristal de dispersión de policarbonato, sin mudar el interior del faro. Eso ya supone un ahorro.

Otra alternativa todavía más económica: el pulido de los faros. Resulta que el “cristal” de policarbonato se puede restaurar puliendo su superficie con una pasta singular para pulir (un tanto abrasiva), y el efecto de pasar unas serie de limas de diferente granulometría, a mano, o bien mejor haciéndolas virar con una máquina eléctrica, mismamente un taladro, para retirar la capa superficial dañada y concluir dando brillo al plástico del faro y dejarlo prácticamente como nuevo.

Al realizar el pulido de los faros vamos a tener más luz, vamos a ver más por la noche, y vamos a conducir más seguros. Y lógicamente, no debemos olvidar el resto del mantenimiento de los faros y luces: repasar que todas y cada una de las lámparas luzcan, y llevar bien regulada la altura de los faros delanteros.

En Varilleros.es podemos ayudarte si necesitas pulir los faros de tu coche. Ponte en contacto con nosotros y te informaremos sobre nuestras distintas tarifas.

varillero sacabollos

¿En qué consiste el trabajo de un varillero sacabollos?

Hoy en día, no hace falta pintar y repintar el coche cuando sufre un golpe. Ahora la mayoría de los daños registrados en la chapa de los automóviles pueden ser reparados a través de técnicas de desabollado sin pintar. Siempre que la pintura no esté dañada y la chapa no presente pliegues incorregibles, los expertos varilleros podrán hacer frente a la reparación de chapa sin pintar en cualquier tipo de vehículo.  Pero, ¿sabes exactamente cómo lo consiguen? ¿Te gustaría conocer en qué consiste el trabajo de reparación de chapa de los varilleros sacabollos? Desde Varilleros.es te lo explicaremos en este artículo.

Reparación de chapa sin pintar

Estas técnicas de reparación de chapa sin pintar son desempeñadas diariamente por el equipo de varilleros del taller de Varilleros.es. ¿Por qué son llamados varilleros? Reciben este nombre porque realizan las reparaciones de chapa mediante el empleo de varillas de acero diseñadas específicamente para el desabollado. Con estas varillas ejercitan presión desde el interior de las planchas de la carrocería con la máxima precisión para no dañar en ningún instante la chapa o bien la pintura del vehículo.

Esta técnica de reparación mediante varillas es muy solicitada por un gran número conductores en el mundo entero, puesto que supone un gran ahorro en comparación con la suma de la reparación de chapa tradicional y el pintado de la zona perjudicada. Entre otros muchos, los daños que acostumbra a reparar nuestro el equipo de varilleros de Varilleros.es son los generados por el granizo.

Se pueden distinguir entre dos métodos de reparación de abolladuras sin pintar. Estos son el desabollado a través de varillas y el desabollado mediante ventosas, pegamento termofusible a pistola o extractores.

Si sufres cualquier tipo de daño en la carrocería de tu vehículo, no dudes en ponerte en contacto con Varilleros.es. Nuestra técnica de reparación de chapa mediante varillas te sorprenderá.

sacabollos

Diferencias entre sacabollos y chapistas

¿Tu coche ha sufrido un golpe? Si es así tienes que llevarlo inmediatamente al taller de coches para Sacar Bollo Coche y evitar así daños mayores. Pero, ¿a qué profesional debes acudir para devolver a tu vehículo su estado original? ¿Conoces las diferencias entre un sacabollos y un chapista? Los dos trabajan sobre el exterior del auto, sin embargo, cada uno de ellos realiza su labor de manera muy diferente. Desde Varilleros.es, como expertos en la reparación de abolladuras, queremos aclararte a qué se dedica cada profesional antes de llevar tu vehículo a alguno de ellos.

Expertos en la reparación de abolladuras

El trabajo del sacabollos es absolutamente artesanal. Se trata de un delicado y laborioso trabajo que consistente en devolver a la chapa su estado original, sin eliminar ni añadir nada. Es decir, sin estropear la pintura. Y esta es su gran valor, ya que gracias a su sofisticada técnica tampoco repintarán el coche abollado ni pondrán masilla por ningún lado, con lo que van a cuidar el tan apreciado “color de fábrica”. Y esto último no lo podrá garantizar, ni mucho menos, un chapista.

La forma de trabajar de los chapistas es bien diferente. Para reparar el coche abollado, le darán temperatura a la chapa a fin de que se amolde mejor. Para después alisar la chapa martilleandola. Un trabajo que se rematará con el el proceso de masillado y pintado que suprime las imperfecciones de los golpes. Pero que no siempre consigue exactamente el mismo tono que tenía el coche recién salido del concesionario.

Entonces, ¿en qué momento hay recurrir a un sacabollos? En el momento en que un bollo no haya provocado el salto de pintura y se quiera conservar el color original del vehículo. Ante casos de granizo, golpes leves en estacionamiento, pedradas o golpes similares, lo más recomendable es recurrir a un sacabollos. Y en Varilleros.es estamos a tu entera disposición para reparar los bollos de tu coche sin pintar. Puedes contactar con nosotros sin compromiso.

reparar abolladura

Cómo arreglar una abolladura en el coche sin tener que pintarlo después

Arreglar una abolladura en tu coche y no tener que pintarlo después es posible gracias a Varilleros.es. En nuestro taller de varilleros somos expertos en la reparación de todo tipo de abolladuras en vehículos. Y a diferencia de los talleres de chapa y pintura tradicional, con nosotros no necesitarás tener que pintar el coche después. ¡Te contamos cómo lo conseguimos!

Identificación de abolladuras

Identificamos de forma minuciosa todas las abolladuras que pueda tener el vehículo. Gracias a la utilización de lámparas podemos aplicar la luz desde distintos ángulos para identificar incluso las abolladuras más pequeñas. Una vez identificadas son marcadas para su posterior tratamiento.

Aplicación de ventosas y varillas

Nuestro secreto se encuentra en el sistema de varillas y ventosas que utilizamos para la reparación, además de nuestra experiencia. Gracias a nuestras varillas y ventosas podemos reparar cualquier tipo de abolladura. Por pequeña que sea esta. Y lo mejor de todo es que no aplicamos ningún tipo de masilla en la reparación. Esto nos permite conseguir un aspecto mucho más perfeccionado.

Tu coche como recién salido de fábrica

Al no aplicar masilla en el vehículo no es necesario pintarlo después. Esto nos permite conservar el aspecto original del vehículo. Su pintura de fábrica se mantendrá intacta, no perdiendo así nada de valor. Como puedes ver nuestro proceso de reparación es mucho más rápido, económico y perfeccionista que el método empleado en los talleres de chapa y pintura. Si quieres ponte en contacto con nosotros y te informaremos sobre nuestras tarifas de reparación de chapa sin pintar.

Arreglar pintura coche: reparación de abolladuras

¿Tu coche tiene una abolladura y quieres repararla? ¿Te gustaría conservar la pintura original? En Varilleros.es te ayudamos a arreglar pintura coche, reparando la abolladura sin que quede ningún rastro.

Te contamos como conseguimos arreglar pintura coche

Gracias a la técnica que empleamos en Varilleros.es somos capaces de arreglar cualquier tipo de abolladura, respetando siempre la pintura original del vehículo.

Nuestra técnica

Para la reparación de abolladuras coche nos ayudamos de unas varillas especiales y de unas ventosas que nos permiten realizar la reparación de cualquier tipo de abolladura. Independientemente de su tamaño y ubicación.

Mantén la pintura original

Gracias a la técnica que empleamos en nuestro taller la pintura del coche no sufre ningún tipo de daño. De esta forma logramos mantener el aspecto original del vehículo. Parecerá como recién salido de fábrica.

arreglar pintura coche chapa

Reparamos cualquier abolladura

Muchas veces el reto más grande es reparar las abolladuras más pequeñas. Esas que casi no se ven a simple vista pero que pueden afear el aspecto de nuestro vehículo. Con nuestra técnica de varillas logramos identificar cualquier tipo de abolladura, por pequeña que sea. Consiguiendo así la mejor reparación.

El mejor resultado

En nuestro taller conseguimos el resultado más profesional. Tu coche quedará como nuevo, mucho mejor que en cualquier otro taller de chapa y pintura tradicional. Gracias a que identificamos cualquier abolladura y la reparamos, no quedará ni rastro de los daños.

arreglar pintura coche abolladura

En Varilleros.es cuidamos de la pintura original de tu vehículo

Si quieres reparar arreglar bollo coche en Varilleros.es podemos ayudarte con nuestro sistema de varillas. Reparamos cualquier tipo de abolladura en un tiempo récord y dejando tu coche como nuevo. Ponte en contacto con nosotros y te informaremos sobre nuestras tarifas.

causas provocan abolladuras

Causas que provocan abolladuras en tu coche

Pocos son los coches que se libran de las terribles abolladuras. Y es que muchas veces aparecen por causas que nosotros no podemos controlar. En Varilleros.es queremos explicarte cuáles son las principales causas que provocan la aparición de estos defectos en la chapa del coche. Como expertos varilleros hemos podido reparar miles de ellas. A través de nuestra experiencia hemos identificado las principales causas que los provocan. Quizás conociéndolas puedas evitar más de una.

Golpes de estacionamiento

Esta causas sin duda es la que más daños provoca en la parte trasera y los laterales del coche. Es muy habitual las rozaduras o los golpes contra las columnas al aparcar. Pequeños golpecitos que pueden dejar una marca en nuestro coche. Estas abolladuras por lo general suelen ser muy fáciles de arreglar. Gracias a nuestro sistema de varillas las podremos eliminar en menos de 24 horas.

Portazos

Este tipo de abolladuras suelen generarlas terceros. Gente que aparca junto a nuestro coche y abre su puerta con demasiada fuerza. El impacto de su puerta contra nuestro coche puede provocar la aparición de alguna abolladura. Este daño es muy habitual en cualquiera de los dos laterales del coche. En estos casos pasa como en el caso anterior, la reparación suele ser muy fácil y rápida. Gracias a nuestra experiencia podremos eliminar estas abolladuras sin dejar ni rastro.

Inclemencias del tiempo

En nuestro taller somos expertos en reparar granizo coche. No os podéis imaginar la cantidad de clientes que vienen a visitarnos para que podamos reparar los daños que el granizo ha provocado en su coche. Y es que el granizo en función de su tamaño puede provocar grandes abolladuras. El principal problema es que en estos casos no estamos hablando de una o dos abolladuras. Hablamos de centenares repartidas por todo el techo y el capó. En Varilleros.es somos capaces de eliminarlas todas, incluso las más pequeñas.

Accidentes

Sin duda no podemos olvidarnos de los accidentes. Son una causa muy importante también en provocar daños en la chapa. En los accidentes se suelen provocar grandes abolladuras. En nuestro taller podremos repararlas siempre y cuando la chapa del coche no haya sufrido graves daños. Nuestro sistema presenta la ventaja de que no tendrá que ser pintado el coche después. Por lo que mantendrá su aspecto original salido de fábrica. Si la elasticidad de la chapa del coche no ha sufrido ningún daño podremos reparar cualquier tipo de abolladura, por grande que sea.

Ya sabes si tu coche sufre alguna abolladura, por pequeña que sea ven a visitarnos. La repararemos en menos de 24 horas por un precio increíble. Pregunta sin compromiso.