Reparación de Coches Dañados por Granizo

¿Necesita reparar daños de granizo en tu coche? ¿Una tormenta de granizo provocó la aparición de abolladuras en su coche?

Somos profesionales expertos en sacar bollo coche. Ya no tendrá que preocuparse por las marcas que ha dejado en granizo en su coche. Nosotros podemos ayudarle a repararlas.

Contamos con los mejores profesionales varilleros sacabollos para conseguir reparar los daños que haya podido sufrir su vehículo a causa del granizo. Y lo mejor de todo es que no tendrá que pintar su automóvil después. Más de dos décadas de experiencia en el sector nos avalan.

Gracias a nuestros sistema de varillas conseguimos eliminar todo tipo de abolladuras en un tiempo récord. Y sin tener que pasar por un taller de pintura después. Repararemos todas las abolladuras que haya dejado el granizo en su vehículo sin deja una sola marca.

Damos servicio en las principales carpas de almacenamiento de coches de las principales fábricas en todo el territorio español y en Europa.

Nuestra técnica de varillas está considerada como la única técnica avalada por los fabricantes para reparar los daños de granizo en coches de kilómetro 0. Gracias a nuestra técnica no quedará ni rastro del granizo en el vehículo. No se tendrá que repintar el coche por lo que podrá mantenerse su aspecto original de marca. Pudiéndolo entonces volver a comercializar sin ningún problema. Tenemos un excelente servicio de peritaje, ofreciendo siempre los mejores precios del mercado y el mejor resultado. No lo dude más  y póngase en contacto con nosotros, si lo desea puede pedirnos un presupuesto sin ningún tipo de compromiso.  Ofrecemos nuestros servicios tanto en España como en Europa.

Reparar granizo coche  ¿Cuál es la mejor solución? ¿Es mejor repintar el vehículo o acudir a Varilleros.es?

Siempre la mejor opción es acudir a Varilleros.es. Ya que repararemos su vehículo en un tiempo récord y conseguiremos el mejor resultado.

Para poder decidir, primero tenemos que entender cómo funcionan los dos métodos. Así podremos ver las ventajas que presenta uno frente a otro.

Método tradicional de reparación de abolladuras por granizo:

  • El proceso comienza quitando (rascando) la pintura original con la ayuda de una radial. Se hace para poder soldar la punta de la parte spot y atraer así la chapa hacia fuera. Este mecanismo funciona mediante la inercia. Este el el procedimiento más común para zonas de fácil acceso dónde se puede trabajar con un martillo y Tas.
  • Cuando la chapa se encuentra en posición más o menos plana entonces se procede al rellenado con la masilla. Eliminando así las deformaciones que puedan quedar.
  • Cuando la masilla se ha secado se procede a lijar la zona. El siguiente paso será la imprimación y la posterior pintura.

Método de reparación que emplea varillas y ventosas:

  • La reparación con varillas consiste en empujar la chapa del vehículo desde la parte interior del mismo. El proceso se realiza mediante la aplicación de un masaje con varillas de punta redonda y pulida. La punta está tratada para evitar la aparición de picos que dañen la textura original.
  • Se emplea una luz que se coloca al ras de la chapa para poder así identificar todas las abolladuras del vehículo. Incluso las más pequeñas.

Gracias a esta luz podemos leer a la perfección la zona de la chapa que ha sido afectada y de esta forma actuar con la mejor exactitud para reparar granizo coche. Con la luz podemos identificar las imperfecciones más pequeñas. Mientras que en el método tradicional, con la mano, no se pueden identificar.

  • Con nuestro sistema de varillas podrá mantener la pintura original de su vehículo ya que no tendrá que rasparlo. Al mantener la pintura también mantenemos la protección de anticorrosión que viene original de fábrica.
  • No es necesario aplicar masilla. Con la ayuda de las varillas y la luz se podrá reformar al completo la chapa del vehículo. Sin la necesidad de retoques a base de masilla.

Una vez conocidos los dos métodos podemos valorar cuál es el más adecuado. Sin duda nuestro sistema de varillas es el mejor, debido a que conseguimos los mejores resultados. Además utilizamos métodos mucho menos agresivos para su vehículo. Nuestras herramientas están preparadas para conseguir los mejores resultados sin dañar la pintura original del vehículo.

Mientras que los chapistas se sirven de su mano para comprobar el estado de la chapa, nosotros utilizamos luces especiales que nos revelan cualquier abolladura por pequeña que sea. Por lo que el método que empleamos en Varilleros es mucho más profesional y perfeccionista que el de un taller de chapa tradicional. Pudiendo eliminar incluso las aguas del repintado.

Dudas frecuentes sobre las reparaciones con varillas

¿Por qué los talleres tradicionales de chapa y pintura no utilizan este método?

– Les sale mucho más rentable utilizar la masilla y no tener que dividir los beneficios con los varilleros. Aunque también debemos admitir que si existen algunos talleres que recurren a nuestra ayuda para preparar la chapa del coche antes de efectuar un repintado. Estos son los talleres que buscan un resultado profesional y no los que buscan ahorrar.

¿Cubre mi seguro los daños provocados por el granizo?

– En los seguros a todo riesgo si se incluye la reparación del vehículo en caso de daños por granizo. Además esta reparación cuenta como un único parte.

¿Debo que llevar mi coche a un taller de chapa tradicional?

– No es necesario. Existen talleres que están especializados en actuar frente a este tipo de reparaciones, como es el caso de Varilleros.es. Podrá elegir en su seguro realizar la reparación de sus abolladuras en nuestro taller sin ningún problema. En Varilleros estamos concertados con las principales aseguradoras de vehículos.

¿Qué abolladuras  se pueden reparar sin tener que pintar?

– Este tipo de abolladuras son las producidas a causa del granizo o por portazos laterales aparcando. Son sin duda los dos motivos más comunes aunque también pueden ser muchos otros tipos de abolladuras. Podrán ser reparadas sin necesidad de pintar siempre que no se haya producido un estiramiento excesivo o el daño alcance los cantos duros dónde termina el terminal.

¿Pueden ser reparadas las abolladuras en nervio?

– Normalmente se pueden reparar un 85% de las abolladuras en nervios. Pero si quiere conseguir el mejor acabado deberá acudir a expertos varilleros como nosotros.

¿Es necesario desmontar los guarnecidos del vehículo?

– Eso dependerá del tipo de daño y la ubicación dónde se haya producido la abolladura. En los casos de reparar granizo coche es normal tener que desmontar los guarnecidos del techo y el recubrimiento del capó. Todo dependerá del tamaño de las abolladuras y de la cantidad. Para las abolladuras más pequeñas podemos trabajar con las ventosas sin necesidad de desmontar el vehículo. Al igual que en los portazos laterales, si el daño es pequeño podremos hacerlo con las ventosas, sino se deberá proceder al desmontaje.

¿Hace falta pulir o lijar la zona después de la reparación?

Casi nunca es necesario realizar este trabajo. Esto solo suele suceder con varilleros que no consiguen el mejor nivel de acabado con el sistema de varillas y ventosas. Pero en Varilleros.es contamos con una experiencia de más de 20 años, por lo que garantizamos siempre los mejores resultados sin necesidad de pulir ni lijar.